sábado, 14 de febrero de 2009

Ingrato, escribe.


Las sábanas me servían como embarcación en las ondulantes resacas del alcohol.
Desperté y el tono de los mensajes de texto comenzaban a provocar un barullo interminable en los oscuros lagos de mis sueños: saludos, saludos y saludos. Estaba alentado levemente –no con el afán de ufanarme por ello–, pues es grato recibir un poco de palabras de lo demás; pero no contaba con un medio para responder, así que utilizo este post para dar gracias a los que hoy tuvieron a un consuetudinario saludo.

La disposición de la lluvia sobre la ciudad o la ciudad sobre la lluvia, no logro entenderlo bien.
Hubieron tres mensajes que incluyeron un posdata: Ingrato, escribe.
Y es aquí donde se desarrolla el tema.

Luego de varios años noto cómo la información circunda al grandioso día del Amor y la amistad y no puedo escapar, ya que es inevitable recordar o entrar en un estado de hesitación ¿por qué? Porque luego de varios año poco a poco fui restándole importancia a esta fecha desde que ocurrió un cisma entre mi vanidad pueril y las agallas de mi juventud, porque no opto normalmente tomar deciciones definitivas, ya que al final las termino rompiendo, una vez intenté hacerle un silogismo: negar lo que se puede negar, sin embargo, acabé aceptando doblemente, así que recurrí a un plas estoico… saliendo otra vez en aceptación a lo que quizás me hace sentir mal y luego me haga escribir en vano.

De escribir a leer, el tiempo se encargará de destruir.Cuando inicié una nueva forma –como siempre me ha preocupado más–, en El PoeDiario todo estaba calzando la media introspecctiva ya que de lo demás parece que no puedo escribir o hablar, y por eso dejo de ser ingrato conmigo mismo, porque la sed de ver y no permanecer ciego me exige eso mero, así que disculpa por no escribir.

Por ejemplo si dijese que este post terminó, no me creería y continuase escribiendo hasta no terminar, aunque no sea evidente, sería todo falso, como creer en el amor.

Saludos y que pasen un buen día.
El hombre invisible* - Salvador Dalí, 1929
(*)Fue la primera pintura en la cual Dalí empleó imágenes dobles. En este caso se trata de una imagen a partir de otros objetos, como lo hacía el pintor Milanés Giuseppe Arcimboldo (1527-1593). Dalí sin embargo utiliza también las sombras para formar la imagen. Esta generación de imágenes múltiples será una de las características de su método paranoico-crítico.

4 comentarios:

Ric dijo...

La experiencia te va conduciendo hacia la verdad...Saludos

caetano veloso dijo...

me parece que la realidad de la belleza del amor no solo se expresa con palabras sino con detalles, me encanto leer tu comentario, un abrazo....

.Ulrike Razumov. dijo...

Ric: 4 + 2 (Resuelto)

Saludos.

Para el Caetano Veloso... creo que he puteado mucho a ese cantante así que se me hace un poco difícil develar la identidad, por lo pronto: Gracias por el comentario, aunque cargado de anáforas (desde el punto de vista que tomaste).

santiago dijo...

gracias por tu visita,continuaré paseado por tus letras
Un saludo

Mi vicio...

¿Jugamos Ping-pong?