sábado, 11 de octubre de 2008

Pétreo. A Noe Concori Enriquez.

Tal vez sienta miedo al enterarme del insano ataque que recibió el operativo antisubversivo “Un solo esfuerzo” por lograr la zona en Vizcatán dejó abatido a Noe Concori Enriquez, soldado de tan sólo 19 años natural del pueblo pionero en mates burilados, Cochas Chico, distrito de El Tambo, Huancayo – Junín.
Los que quedan aún ponen más ímpetu a que la guerra no acaba… ¿por qué?
Será todo cierto o quizás una suerte solipsista se apodera de mi mente cuando ayer por la noche vi a la madre del joven en un estado lastimoso.

Pétreo

Un rayo rojizo
ha tirado
la piedra
y ahora
corre
por los bosques
del pensamiento.

La pólvora
se mece
sobre las gotas
de una mujer
sedienta.

Lágrima y sangre,
solubles al voraz
apetito
de la tierra paralela.

Rezos
que se desvanecen
entre la capa
del llanto.

Partes de la carne
se harán humo
y de ello el viento
con el mínimo desdén
a las faldas de su madre
las hará danzar.

Ladrones a los pies del Thor
y sus delgados ojos
combatiendo contra
el cuarto menguante
tirada en herrumbre.

Tal listón nocturno
de la plateada luna azul
desciende
a darle el beso pétreo
a la esmeralda sonrisa mustia
de su dama lactante.

2 comentarios:

Bonsaimusic. dijo...

"Operativo Excelencia". Me llama la atención el nombre. No creo que sólo lloré esa desesperada madre para que su Excelencia Operativa se imponga las medallas. Habrá (lamentablemente) más madres que pierdan a sus hijos por colonizar Vizcatán.

Te mandamos besos de otoño.

kukilin dijo...

Me acoplo a tu dolor, a la de tantas madres que ven caer a sus hijos en tanta irracionalidad.
He quedado muy dolida con este post.
Te abrazo querido hermano♥

Mi vicio...

¿Jugamos Ping-pong?