lunes, 16 de marzo de 2009

A Varela, sombra Blanca.

La poesía peruana se vistió de luto el jueves pasado, para ser más exacto: 12 de marzo.
Blanca Varela, poetisa destacada y reconocida con los premios Octavio Paz de Poesía y Ensayo en el año 2001, Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca en el 2006 y en la XVI edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en año pasado, que tal vez quedan como dijes a su gran trabajo literario: esculpir los sentimientos con el barro de las palabras.

En su primer poemario Ese puerto existe -referido a Puerto de supe-, prologado por Octavio Paz en el que resalta: "Su poesía no explica ni razona". La quinta esencia mostrada sin pieles, dotada de influencia surrealista deslumbra con los años que ella muy buen ha sabido añejar bajo el disfraz de metáforas.

Mujer que ahondó en esas profundidades oscuras y líquidas, y pudo demostrarnos que las sombras no sólo pueden provocar la penumbra sino también la luz, el juego misterioso entre ellas, la división variable en cada libro que tuvo y el resto de olas magníficamente negras.

Los ecos de su voz letrada me sumergieron por instantes en borrones para escribirle:

Los borrones

Los borrones se aglomeran
en la esquina de una hoja mojada,
veo una marchita palabra
pedir clamor a la mano derecha
que deja de empuñar mis lamentos,
será parte de un riachuel
o nocturnoo quizás de los rezagos de un ente;
piedras al café,
manzanilla a los ojos
y pasadores a los bolsillos
para cuando llegue el otoño
con todo ese pútrido sabor
que alimente mis impotencias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

si se fue una de las mujeres de la poesia latinoamericana
bueno adios blanca leonor.....


imaginar que se
llama como mi novia xD

Jesus...

.Ulrike Razumov. dijo...

La pregunta es... ¿cuál de todas? Ja, ja, ja, ja. Jugador!

Mi vicio...

¿Jugamos Ping-pong?